Cuando cae el crepúsculo por Emilio Piqueras

Leer Cuando cae el crepúsculo by para ebook en línea Cuando cae el crepúsculo by Descarga gratuita de PDF, libros de audio, libros para leer, buenos libros para leer, libros baratos, librosbuenos, libros en línea, libros en línea, reseñas de libros epub, leer libros en línea, libros para leer en línea,biblioteca en línea, greatbooks para leer, PDF Mejores libros para leer, libros superiores para leer librosCuando cae el crepúsculo by para leer en línea.Online Cuando cae el crepúsculo by ebook PDF descargarCuando cae el crepúsculo by Doc Cuando cae el crepúsculo by Mobipocket Cuando cae el crepúsculo

Cuando cae el crepúsculo

Titulo del libro : Cuando cae el crepúsculo
Fecha de lanzamiento : August 15, 2017
Autor : Emilio Piqueras
Número de páginas : 276
ISBN :
Editor :

Emilio Piqueras con Cuando cae el crepúsculo

Novela de intriga, psicológica y policiaca, con tintes costumbristas que no deja de lado la magia del amor

Una serie de muertes se están produciendo en los últimos meses en la ciudad de Valencia, unas muertes que quizás puedan ser provocadas. El hecho del anonimato y de que no exista un asesino que presuma de serlo confunde y enlentece la investigación de la policía, a la vez que crea una gran alarma social en la ciudad y en el país. La forma de los fallecimientos, empujados desde cierta altura o ante el paso de vehículos, es algo a lo que cualquier ciudadano puede verse expuesto en alguna ocasión durante la jornada. La atmósfera engendrada hace que la mayoría de la población deba plantearse ciertos cambios en sus hábitos de vida.

Cualquier paseo en solitario por la ciudad puede convertirse en peligroso: Ahora lo que quedaba era oscuridad, el ruido de sus tacones sorteando adoquines, callejuelas estrechas y luego la noche: aquella maldita casa, su soledad y el sueño...

Uno de los grandes logros de la novela es la creación de ambientes. Logrado con maestría, nos sumerge en el mundo castizo o sórdido de algunos personajes:

con la linterna, habíamos de descubrir aquellas que tuvieran más tiempo, por eso de que las calaveras estuvieran limpias de tejido corporal, pero las tumbas del suelo no disponían de leyenda

se puso de pie sobre sus patas traseras, como queriendo plantarme cara, y entonces yo pensé en dar la vuelta, volvería sobre mis pasos si aquel roedor no me atropellaba antes